Ir a la Página de inicio Imprimir esta página ir a Mapa Sitio Recomendar a un amigo Ir a Contacto webmail FUNDESNAP
Fundación para el Desarrollo del Sistema Nacional de Áreas Protegidas

Suscríbete al boletín


Nombre:

Correo electrónico:

 

 

Ver condiciones de uso

Registrate en nuestro foro

Noticias

Guardaparques: Para conservar se necesita a la gente no sólo la ley

Fecha: 05 de mayo del 2011
Fuente: FUNDESNAP

Este es un espacio dedicado a entrevistas y artículos que llegan desde las experiencias de los y las guardaparques, actores directamente vinculados a las Áreas Protegidas. Les invitamos a disfrutar de estos testimonios, historias, experiencias y a difundirlas con sus contactos.

Entrevista a:  Vicente Chura - Director a.i. Jefe de Protección Pilón Lajas

“Como guardaparque empecé el 92, en el parque Isiboro Sécure y en el TIPNIS, donde hay la parte colonizada y la parte indígena, allá empezamos.

De Coroico llegué al Chapare, yo jugaba fútbol y me ofrecieron trabajo de todo, luego de cuatro meses me pusieron de Presidente de una Central, luego llegó la orden de que cada Presidente de central debía ser nombrado guarda y así fue que comencé mi trabajo.

En aquel tiempo cuando se inició esto de las áreas protegidas los guardaparques éramos tremendos enemigos de la gente, porque no se escuchaba sobre protección de recursos y nada de eso; la gente estaba acostumbrada a pescar con dinamita, echar barbasco, quemar pampas e incluso hasta bombas; entonces al decirles ahora esta prohibida la dinamita, el barbasco, las bombas y todas las sustancias  químicas, a las que la gente estaba acostumbrada se hicieron los enemigos más grandes, entonces era una pelea tremenda.

Habían ocasiones que chocábamos con todo, incluso hasta con narcotráfico. Éramos los malditos, porque queríamos enseñarle a la gente por el bien de las futuras generaciones.  Esa era una lucha, la gente también tenía que responder a los guardaparques y no nos dejaban ordenar. Era teniendo reuniones y hablando, no íbamos actuando en destrucción sino orientando a la gente, entonces pudimos lograrlo.

Pero en ese transcurso, dos años y medio hemos tenido una lucha tremenda. En una ocasión me corretearon con una dinamita encendida y tuve que correr para que no me alcance la dinamita, el rato que estábamos en el río lo paré, le dije tienen que desalojar porque está prohibido y entonces paso lo de la dinamita.

Igual pasa cuando se trata de madera, cuando entrábamos a patrullar por lo arroyos, porque lo más común era que ellos querían sacar madera por los arroyos y éstos que trabajaban con la coca también estaban por ahí.  Era un trabajo amenazante y yo me ponía a pensar a ver cuál de estos días a mi me llega un tiro.

Todo esto dio resultado dos años y medio más o menos, dio un resultado positivo, porque paramos la dinamita y se incrementaron los peces por ejemplo, los mismos colonos iban y sacaban cantidad de pescado que se incremento tremendamente, hasta los mismos colonos iban y nos decían gracias a ustedes ahora tenemos pescado.

Los técnicos llegaban para hacer cumplir las leyes, la gente se enojaba y comparaba con otros lados. Cuando empecé habían cometido muchos errores, habían hecho abusos con la gente, en Cotapata les quitaron herramientas, la gente se organizó y querían sacar a los guardaparques. Yo tenía experiencia en Isidoro Sécure y empecé a hablarles porque lo que tenían metido en sus cabezas sobre la extracción de recursos había que romper esa barrera y ha costado. He tenido que dar ejemplos de sus abuelos: Un día, para sacar un palo, si es que sus abuelos habrían vivido la conservación habría sido diferente. Para conservar se necesita a la gente no sólo la ley. De esa manera ellos entienden. Esa es la tarea del guarda, es tratar de convencer a la gente.

En 1992 en Manuripi la pelea era con barraqueros, comunidades las áreas que eran espacios de conflictos, uno tiene que pensar en el lugar de ambos. Yo he tenido capacidad de hablar con la gente, de ponerme en su lugar.”

Link relacionado: